Dentro de Toro Muerto - un sitio multicomponente - reposan una serie de evidencias. Para sistematizar las intervenciones y poder reconocer cada una de estas diferencias dividimos las excavaciones según el tipo de componente. En el 2018, luego de tres años de intensas prospecciones y de cruzar la información bibliográfica (Linares 1974; Díaz & Rosińska 2008; Rosińska 2016), se decidió iniciar en el sitio las primeras excavaciones sistemáticas y controladas. La importancia de estas intervenciones nos ha ayudado a esclarecer algunos componentes existentes y no existentes.

 

Por ejemplo, Rosińska y Díaz (2008) manifiestan la existencia de estructuras habitacionales en la zona sur del complejo a la que denominan 'sector habitacional'. Luego de las intervenciones podemos determinar que las formaciones rectangulares sin orden definido que se encuentan allí no pertenecen a construcciones prehispánicas o modernas, sino, a contemporáneas remociones de arena en el terreno producidas por los agricultores locales.

image.png
36680591_1977414085623321_42898695477767